Archivo de la etiqueta: innovación

¿Cómo generar una comunidad de interés alrededor de nuestro proyecto emprendedor? El caso de Fitness Revolucionario

fitness-revolucionario

Para mí, el regreso de las vacaciones viene a ser como un fin de año, en el que reflexiono y hago una lista con los retos para el “curso” siguiente. Como no podía ser de otra manera, este año han sido fundamentalmente dos las áreas a las que me he propuesto poner más atención. Una es seguir progresando en inglés (os suena, ¿verdad?), la otra es dedicar más tiempo y de más calidad al ejercicio físico y al cuidado de mi alimentación. En la búsqueda de alternativas para el segundo propósito, me topé con Fitness Revolucionario, cuya propuesta me enamoró.

Presentar lo que es Fitness Revolucionario, o la Revolución como lo bautiza su creador Marcos Vázquez, ocuparía demasiado espacio en este post, por lo que os invito a conocerlo por vosotros mismos en este enlance pero os diré que gracias a varias lecturas he desterrado un montón de mitos y he avanzado muchísimo en mi objetivo de mantener una vida saludable. Prefiero dedicar la entrada de hoy a extraer aprendizajes sobre la experiencia de este emprendedor, al que… ¡cómo no! entrevisté nada más probar con su propuesta.

Marcos tenía un buen trabajo en una empresa, que nada tenía que ver con el deporte ni con ninguna de las temáticas de las que trata en Fitness Revolucionario. Tampoco sus estudios previos estaban relacionados con estas materias. ¡Eso sí! Para él, el mundo de la nutrición y el ejercicio era atractivo. Trataba de cuidarse y practicaba deporte de manera habitual. Recurría frecuentemente a internet, para obtener aprendizajes a través de la lectura y la relación con otras personas.

Su aventura – Fitness Revolucionario- se inició en 2011, hace ya (o tan sólo) cuatro años. Todo comenzó como un hobby. Las recomendaciones sobre nutrición y ejercicio físico a las que había tenido acceso parecían no darle resultado. Por esa razón comenzó a revisar estudios científicos que, sorprendentemente, no estaban alineados con los mensajes que transmitían muchos profesionales del sector y las publicaciones divulgativas en las que Marcos se había basado durante muchos años.

Comenzó a experimentar con nuevas fórmulas de alimentación y ejercicio, y tras conseguir esta vez muy buenos resultados, lo compartió con sus amigos, quienes también consiguieron una importante mejora. Tras contrastar las nuevas claves, comenzó a escribir un blog, que progresivamente fue generando una importante comunidad de seguidores que le pedían más y más.  En ese momento empezó a paquetizar conocimiento en formato de e-book, y puso a la venta, acompañando los contenidos articulados en post y podcast radiofónicos de libre acceso.

Portada-Radio-FR

Finalmente, Marcos optó por dejar su empleo y dedicarse a su hobby, ampliando su formación en la materia y siendo consciente del riesgo que entraña convertir un hobby en tu trabajo habitual.  Pasó de dedicar unas 2 horas diarias a una dedicación exclusiva. Aun comprendiendo el riesgo mencionado, Marcos sostiene que es importante para él que su trabajo esté alineado con su propósito, entendiendo el propósito como el valor añadido que se quiere generar para otros tomando como base la filosofía y valores propios.

A día de hoy Marcos trabaja a veces en solitario y a veces apoyado en grupos de expertos. Se dedica a generar contenido para su blog, asesorar a personas en gimnasios, impartir charlas y continuar paquetizando conocimiento. Insiste en la importancia de compaginar lo online y lo offline para mantener un equilibrio vital en sus relaciones.  La comunidad de Fitness Revolucionario asciende a día de hoy a más de 60.000 personas. Marcos señala acertadamente que “una vez que tienes audiencia, las oportunidades vienen solas”. Preguntado por las razones a las que él atribuía este éxito, habla de tres conceptos importantes: la garantía, la competencia y colaboración frente a la competitividad, el respaldo científico, la experimentación y la independencia. Él considera (y yo como seguidora doy corroboro su visión), que lo que le diferencia de otras propuestas en el sector es que aporta solvencia por no defender intereses de marca (ejemplo, marcas de alimentación que utilizan mensajes erróneos para generar ventas), por sostener afirmaciones corroboradas científicamente y experimentadas por muchas personas, por ser cercano a su comunidad y mantener una actitud colaborativa y por convertir su propuesta en todo un movimiento revolucionario que cuestiona, con ética, las verdades “absolutas” que se han vendido en “el mundillo”.

También conversamos sobre los de errores, que siempre constituyen aprendizajes. Él se enfrentó a errores técnicos de carácter digital, por los que es importante pasar en un mundo donde las competencias digitales son básicas para el éxito (y a su vez complejas, por la dificultad de interiorizar cambios tan rápidos). También hizo frente a una creencia que nos afecta muchas veces en negativo, y es el querer hacerlo todo uno mismo, controlarlo todo, no delegar o tener recelo de la participación de otras personas en nuestros proyectos.

En resumen, me gustaría rescatar ciertas claves que aparecen en el texto. Varios consejos, que como siempre digo, son útiles cuando somos capaces de transformarlos en hábitos:

  • Los objetivos se consiguen lanzándose de forma valiente a por su logro, con trabajo diario, persistente, pasito a pasito. Nada se consigue de la noche a la mañana.
  • El aprendizaje no está solamente vinculado a la universidad o a la formación reglada en general. Internet es una importante llave de acceso al conocimiento, a través de breves artículos relevantes o el intercambio de ideas con otras personas.
  • Pasión y formación deben ir de la mano. Ambas son importantes.
  • Toda experiencia de emprendimiento o intraemprendimiento con valor añadido nace de dar respuesta a una necesidad. En el caso de Marcos, experimentó los consejos que recibía sobre sus inquietudes y no le daban resultado. Él buscó alternativas, que posteriormente se convirtieron en la base de su negocio.
  • En el mundo del emprendimiento y el intraemprendimiento, es fundamental generar una comunidad de interés alrededor de nuestra persona, producto y/o servicio. Las competencias digitales tienen mucho que ver con esto: gestión de redes sociales, blogs y herramientas de promoción online.
  • Para generar comunidad conviene compartir información valiosa de manera gratuita, pero no nos olvidemos de que todo negocio precisa también de la obtención de ingresos.
  •  No hay que descuidar el marketing en el entorno offline. Al final, a todo el mundo le gusta conocer de cerca, hablar cara a cara… Ofrece siempre un plus de garantía.
  • Es necesario diferenciarse. ¿Cuál es tu diferencial?

Logo

Anuncios

Deja un comentario

octubre 19, 2015 · 5:56 pm

Cómo ser experto en negocios sin invertir en formación

Emprendimiento

Todo negocio nace de una idea, y esa idea nace (o debiera nacer) de dar respuesta a una necesidad. Hay quién se esfuerza en crear nuevas necesidades para luego cubrirlas, y quienes se enfocan en satisfacer necesidades no satisfechas o, incluso, que están siendo satisfechas de una manera deficitaria.

Tanto si tenemos un empleo como si lo estamos buscando o tenemos nuestro propio negocio nos conviene ser personas “entendidas” en el mundo de los negocios. En el primer y segundo caso, porque las empresas cada vez valoran más las competencias de intraemprendimiento y orientación al cliente en los empleados, en su afán por innovar y diferenciarse de los competidores, de pagar por talento y no por tiempo en la silla. En el tercer caso es más obvio, ya que nuestro deseo será mantener nuestro negocio, crecer, tener más ingresos…

Y los master en las prestigiosas escuelas de negocios cada vez son más caros y requieren una inversión de tiempo alta y concentrada en períodos concretos. Y nuestras vidas son mucho más que el trabajo, por mucho que este nos pueda apasionar, y debemos invertir tiempo en nosotros mismos y en las personas a las que queremos. La buena noticia es que hay formación online y gratuita de muy buena calidad (no dejes de ver nuestro MOOC sobre Productividad Personal en la Era Digital) y algo mejor todavía… nadie sabe más de cubrir necesidades que un cliente; y todos somos clientes, continuamente.

Nos bombardean con información irrelevante, y también a veces relevante sobre “las mejores claves para…”, lo leemos y después no ocurre nada. Tal vez sea porque no solemos pasar a la acción y poner en marcha esas claves, poco a poco, de forma realista, eso sí. Se llaman “hábitos” y ¿sabéis? ni se nace con ellos ni cuestan dinero; sólo reflexión y esfuerzo (que no es poco).

Para dar respuesta a la promesa del título os planteo un pequeño reto, la asunción de un nuevo hábito: convertirnos en clientes activos y críticos que detectan lo que se hace bien, lo que se hace mal y lo que falta por hacer, cuando realicemos nuestras compras, y que apliquemos los aprendizajes a nuestra vida personal, trabajo o negocio.

¡Haced la prueba durante una semana! Veréis como vais a ir siendo conscientes de oportunidades de negocio, de mejoras que podéis introducir en vuestras vidas. ¡Ahora a ponerlo en práctica!

Want to walk

Deja un comentario

Archivado bajo Emprendimiento

La Fundación Santa María la Real. El foco de los proyectos en curso.

0505Centro Tecnológico del Patrimonio. Fundación.

La Fundación Santa María la Real es la organización en la que tengo la suerte de desarrollarme profesionalmente en este período de mi vida. Es… “aquel centro tan bonito situado en Aguilar de Campoo, que transmitía muy buenas sensaciones, pero en el que nunca podría trabajar porque… ¡se dedicaba al Románico!, y yo no era historiadora”… Pero por circunstancias de la vida, aquí llegué, con la misión de poner en marcha proyectos sociales innovadores y gratificantes. Las organizaciones son seres vivos que evolucionan y se adaptan a las necesidades del momento (si quieren sobrevivir, claro).

La Fundación es, para empezar, una fundación; tiene la misión de generar beneficios, pero no tiene ánimo de lucro. Para sostener a la entidad y tratar de conservar el empleo que genera y generar aún más puestos de trabajo, vivimos nuestro día a día como si fuéramos personas emprendedoras que cuidan su propio negocio. Somos la plantilla de la entidad los responsables de su devenir, y eso hace que no nos acomodemos en nuestros puestos, que pensemos, que creemos nuevas oportunidades y aprovechemos las que nos vienen. Es gratificante adoptar esta postura cuando trabajas en una organización que tiene que generar beneficios pero no es su reparto el último fin.

La Fundación es, para seguir, desarrollo local. Esta es la razón de su existencia y su objetivo prioritario: el desarrollo local a través de la valorización del patrimonio cultural, natural y social. Resulta que no sólo se trata de estudiar y restaurar iglesias (como yo pensaba). Lo podemos observar en sus propios inicios, cuando Jose María Pérez “Peridis”, a través de la Asociación de Amigos del Románico (embrión de lo que es hoy la Fundación), lideraba la restauración del monasterio Santa María la Real. No se trataba solamente de poner en valor el patrimonio cultural, y prueba de ello es que en las tareas de restauración se formó a muchas personas y se generó empleo, naciendo con ello una fórmula exitosa y extendida por toda la geografía española e iberoamericana: las Escuelas Taller.

Y de las Escuelas Taller se fue nutriendo la Fundación, transformando el aprendizaje en nuevas líneas de negocio en consonancia con las necesidades sociales del entorno. La residencia de tercera actividad para mayores, la posada y otros servicios de alojamiento y restauración, el museo, la enciclopedia del románico, el Monitoring Heritage System para la conservación preventiva, el centro de emprendimiento Girolab, los programas de inserción laboral como el de Lanzaderas de Empleo…  Éstas son algunas de las líneas de trabajo que, si bien parece que no tienen nada en común, sí que lo tienen: son una apuesta por el territorio, por sus gentes y por la innovación permanente.

logo 1 color (3)

1 comentario

Archivado bajo Proyectos en curso