Archivo del sitio

Cuándo y cómo empezar a emprender

Siempre es tiempo para pensar en ideas de negocio.

Fijarnos en la actividad empresarial que nos rodea como consumidores, estar informados sobre las últimas tendencias de los temas que nos resultan interesantes, y un largo etcétera, activa nuestra mente, nos proporciona unas gafas que nos permiten mirar lo que
nos rodea desde una perspectiva, crítica, creativa y generadora de nuevas propuestas.

Si tenemos empleo seguro que el desarrollo de competencias intraemprendedoras nos hará profesionales más competentes para innovar en nuestra entidad o incluso generar otra línea de actividad propia. Además, es cuando estamos empleados cuando tenemos una mayor seguridad económica y una red de contactos más fortalecida (ambos importantes a la hora de emprender). Si no tenemos empleo, emprender es una alternativa más, más realista en ocasiones que encontrar un empleo por cuenta ajena. En este caso tendremos, además, más tiempo disponible para idear y lanzar una propuesta.

Las dos dimensiones más importantes para configurar inicialmente una idea de negocio son las necesidades detectadas y la pasión personal.

Autoconocimiento

LA PASIÓN:

Los negocios que más me han llamado la atención siempre tenían poco que ver con la formación de base de quien los puso en marcha. Todos tenemos pasiones, muchas veces casi olvidadas, que desterramos de nuestras vidas por no parecer opciones adecuadas para orientar los estudios y el consiguiente empleo, por no parecer opciones aparentemente estratégicas para emprender o, simplemente, porque alguien se encargó de quitárnoslas de la cabeza cuando éramos pequeños.

La reflexión tiene un papel importante aquí para rescatar nuestra misión, nuestra visión, nuestros valores y todas aquellas cosas que nos gusta hacer que, con toda probabilidad, están alineadas con los primeros. Hay muchísimos artículos interesantes en la red que te ayudan a conocerte mejor.

Ese es el primer paso, el autoconocimiento. Nuestra misión, visión y valores, esa parte del “fondo de nuestro iceberg” sobre la que pocas veces reflexionamos, es la que nos impulsa, el motor del cambio, el sentido de nuestra vida. Ahí nacen las motivaciones, o sea, los motivos para actuar.

No hay que olvidar identificar nuestras competencias profesionales: conocimientos, habilidades y actitudes; no únicamente las adquiridas en el período de estudios o en experiencias laborales anteriores, sino también todas aquellas que otras experiencias vitales nos han aportado y que muchas veces son invisibilizadas en nuestros currículums. ¿Te gusta el deporte?, ¿has formado parte de asociaciones o equipos de trabajo?, ¿la curiosidad te ha llevado al autoaprendizaje de disciplinas sobre las que no te titulaste?.

Todo lo que haya creado valor en ti, vale para generar valor en los demás.

Tendemos a pensar que ya es tarde para empezar o cambiar de dirección; que es una locura emprender en algo para lo que no nos hemos formado inicialmente, porque habrá muchas personas con mayor preparación que nosotros y, por lo tanto, una competencia insuperable. Es evidente que nos tenemos que poner las pilas, y cuanta más información y formación tengamos, mejor servicio podemos ofrecer. No es menos cierto que la pasión nos hace avanzar rápido y hacer las cosas mejor y con corazón. 

La pasión marca la diferencia entre profesionales.

Donde veas a dos profesionales con similar trayectoria académica y laboral, detectarás grandes diferencias entre ellos. Esas diferencias son las que distinguen a las personas frente a la multitud de candidaturas a puestos de trabajo, frente a miles de
negocios de una misma actividad. Esas diferencias son formas de ser, de pensar y de hacer, son únicas. ¿Cuáles son las tuyas?.

LAS NECESIDADES

La propuesta de valor que lancemos no sólo debe estar conectada con nuestras pasiones. Tiene que ser útil. Tiene que dar respuesta a necesidades previamente detectadas, a necesidades insatisfechas.

¿Qué necesidades están mal cubiertas o sin cubrir en el ámbito en el que me gustaría desarrollar mi actividad laboral?, ¿qué puedo aportar yo de diferente a lo que ya se aporta?, ¿a cuáles de ellas estoy capacitada a dar respuesta según la reflexión anterior sobre competencias y pasiones?.

Anuncios

3 comentarios

junio 15, 2015 · 5:25 pm

Autocine Cantabria. Experiencias emprendedoras.

Desde hace aproximadamente medio año, Torrelavega cuenta con un cine un poco especial. Se trata de un Autocine. “Autocine Cantabria” lleva por nombre la idea de negocio puesta en marcha por Javier Espejo, un santanderino de 39 años que cambió su trabajo como economista en Madrid por su pasión, la gran pantalla.

Autocine Cantabria

Los autocines son espacios al aire libre acondicionados para el estacionamiento de vehículos, en donde los clientes disfrutan del cine desde la comodidad y la intimidad del interior de sus coches, al estilo de los autocines americanos de mediados del siglo XX. El sonido de las películas se escucha a través del equipo de radio del coche. La lluvia que caracteriza a Cantabria no supone un problema, ya que existen visaras para los coches que permiten ver la película con normalidad.

En España existen algunos autocines. Valencia, Denia, Xabia, Mutxamel, Gijón, aunque no es un modelo de negocio muy extendido. Autocine Cantabria tiene tiene capacidad para 120 vehículos, pantalla de 16 metros, y proyecta especialmente cine comercial. Dependiendo de la estación del año, se proyectan dos o tres pases por día. Además de ver una película, la clientela del Autocine tiene a su disposición un servicio de bar con snaks, comida y bebidas.

A Javier se le encendió la bombilla del autocine hace unos dos años. El proceso no fue fácil, ya que tuvo que trabajar duro en la búsqueda de terrenos y lidiar con varios interlocutores para conseguir los permisos de apertura (en su caso más ocmplicados por tratarse de un terreno rústico). Nos habla de fases de desánimo, que hasta ahora ha combatido con la satisfacción que le genera ser el capitán de su barco: libertad, reto, aprendizaje contínuo, relata.

 

Autocine Cantabria 2

Claro que las pasiones también se tienen que mantener con mucho trabajo… Javier comenzó la aventura sólo, pero por el momento ha generado un puesto de trabajo, que en ocasiones de mucha demanda son dos. La creación de empleo no sólo corre de la cuenta de grandes empresas, sino y sobre todo, de la mano de los valientes que emprenden. Y en solitario o no, los socios estratégicos son clave en la puesta en marcha de negocios. Javier pudo contar con el impulso y apoyo en publicidad de Mc Auto de Mc Donadls, medios de comunicación locales y regionales y la propia administración pública.

Todo proyecto de emprendimiento tiene que ser la respuesta a varios interrogantes. Dos de ellos son el público objetivo (los segmentos de clientes) y, por supuesto, el valor añadido que aporta. En el primer caso, Javier identifica como principales segmentos las familias y los jóvenes, aunque el Autocine es una experiencia atractiva para todo el mundo. El valor diferencial está en el precio (más bajo que el cine convencional) y las características del propio enclave, que aportan a la clientela libertad para comentar la película y la singularidad en sí de la propia experiencia. “Pretendemos que las personas tengan ganas de acudir al Autocine de forma independiente a la película que se proyecta” nos cuenta.En mi caso, como clienta habitual, lo han conseguido.

Personalmente deseo a Javier toda la suerte del mundo, porque con su iniciativa y trabajo se la ha ganado.

logo 1 color (3)

Deja un comentario

febrero 5, 2015 · 4:36 pm

Gestión empresarial de éxito. Conversando con Mar Abad – Yorokobu-

 

Yorokobu

Mar Abad (@MarAbad), persona inquieta y emprendedora nata, nos cuenta a través de su tercera experiencia emprendedora – Brands&Roses – algunas reflexiones sobre su propia empresa que dejan entrever las tendencias del mercado de trabajo que apuntan hacia una gestión empresarial de éxito.

Su ansia por la libertad creativa le llevaron a ser una de las cuatro socias fundadoras de la citada empresa, muy conocida por su publicación “Yorokobu”, una revista mutitemática: creatividad, tecnología, diseño, emprendimiento… Yo la descubrí en soporte físico, durante un viaje en avión. Me llamó la atención el tipo de temáticas tan novedosas que se trataban, y cómo de una forma breve y amena, pero a su vez plagada de una base cultural y científica asombrosa, hablaban de temas inimaginables.

Ciertamente y como confirma Mar, el valor añadido de Yorokobu está en lo que se cuenta y en cómo se cuenta. Tratan de multitud de temas que no están en la agenda informativa, y lo hacen con un enfoque “fresco”, personal, creativo, que rompe con las estructuras clásicas. Os animo a echar un vistazo: website de Yorokobu

Yorokobu genera ingresos gracias en primer lugar a la publicidad, en segundo lugar a las suscripciones y en tercer lugar a las ventas. La parte más dura de las iniciativas emprendedoras es que, si se persigue un negocio, deben generar ingresos. Mar enfatiza la necesidad de diversificar las fuentes de financiación. Así, Brands&Roses complementa sus ingresos con otros muchos proyectos, basados muchos de ellos en la creación de contenidos periodísticos para marca. Colaboran con entidades y proyectos como Fundación Telefónica, Banco Bilbao Bizcaia, Kellogg´s, Rommate, Heinekein, etc.

En un principio pensé en entrevistar a Mar para incluir la entrevista en el apartado de emprendimiento, pero después de hablar con ella me dí cuenta de que sus aportanciones, con las que estoy totalmente alineada, tenían una importante cabida en el apartado de gestión y desarrollo de personas, como podéis ver a continuación:
La plantilla…
La plantilla está compuesta por diez trabajadores y otros tantos colaboradores. Entre ellos podemos encontrar a personas de un amplio elenco de edades y experiencias, así como de profesiones: publicistas, periodistas, fotógrafos, ilustradores…

Mar nos habla de la importancia de la multidisciplinariedad, los diferentes enfoques que aportan tanto la experiencia de un senior como la frescura de la gente jóven y, sobre todo, del trabajo colaborativo basado en la confianza entre quienes conforman el equipo de trabajo. La confianza se construye poniendo el centro en la persona.

Mar es además de socia fundadora redactora jefe, pero no le gusta hablar de cargos. Apuesta por la horizontalidad en el trabajo y por los roles complementarios. “Hay quien realiza mejor unas u otras actividades o conecta mejor con unos u otros públicos”, relata.
La organización del trabajo…
Las sedes de Brands&Roses en Madrid y Barcelona no ponen límites espaciales al trabajo y a la colaboración entre profesionales, que trascienden las fronteras entre ciudades y países (Sevilla, Cáceres, Longres, Berlín, México…), y entre espacios públicos, profesionales y privados (una cafetería, una oficina, su propia casa…).

Mar nos habla de la importancia del trabajo en red, tanto por lo productivo como por la comodidad. “Los ambientes influyen en los discursos y en las relaciones”, argumenta. Y tiene razón, no es lo mismo encontrarse en la oficina que en una plaza al aire libre. En cada momento, tanto el propio trabajo como las relaciones personales y profesionales nos piden una cosa. La movilidad y la dispersión geográfica aportan perspectivas diferentes, y aunque este modelo de gestión conlleva grandes retos, todo pasa por cuidar a las personas. “Pasamos mucho tiempo trabajando, por lo que tenemos que tener beneficios personales como lo es la propia conciliación” expresa Mar.

En Brands&Roses hay profesionales con hijos e hijas pequeñas y con otras muchas inquietudes personales más allá del trabajo, hecho que en muchas empresas hubiera supuesto un gran obstáculo para el acceso al empleo y desarrollo profesional, especialmente en el caso de las mujeres. Hablar de resultados es la clave, y para ello no tiene que cuestionarse la ubicación, y tampoco el reparto de las horas de trabajo.
Mar, muchas gracias por tu tiempo y tus palabras. ¡Nos encontramos en la red!

logo 1 color (3)

Deja un comentario

febrero 5, 2015 · 4:00 pm